IPCC Written by  Ago 16, 2016

MONUMENTO DEL CAMELLÓN DE LOS MÁRTIRES.

A la par de la Plaza de la Santísima Trinidad del Barrio Getsemaní, la Plaza del Convento de San Francisco, el Parque del Centenario de la Independencia, el Camellón de los Mártires es otro de los sitios más emblemáticos relacionados con la emancipación de Cartagena de Indias (1810-1821) uno de los sucesos políticos más sobresalientes del antiguo Virreinato de La Nueva Granada, cuando la  República de Colombia, hoy, era una colonia del imperio español. 

El Camellón, Plaza o Paseo de los Mártires como se le ha conocido indistintamente a través de los años, está ubicado al frente de la actual Torre del Reloj, antigua Boca del Puente de  San Francisco, a traviesa la Plaza de la Independencia  o del Matadero y termina frente a la Iglesia de la Veracruz y del Convento de San francisco; de igual manera, separado por sendas vías, está el Muelle de los Pegasos  y el Parque del Centenario de la Independencia.

Extenso en el espacio físico que ocupa, bien ornamentado en nuestros días, dotado de varias esculturas, siendo las más significativas las que sirven a su objeto: la de los mártires de la dirigencia criolla y la de Noli Me Tangere, el Camellón es el máximo reconocimiento de Cartagena a los héroes de la dirigencia criolla  desde el año 1911, cuando se cumplió  el primer centenario de la independencia hasta nuestros días, cuando a raíz de la restauración  del monumento se levanta una columna como reconocimiento a los héroes desconocidos, tal vez pertenecientes  a las clases populares y a los centenares de héroes anónimos asesinados en Boca chica por el general Pablo Morillo y sus tropas de la reconquista en 1815. 

En primera instancia  hay que destacar el busto de los  10 mártires,  esculpidos en mármol blanco  de Carrara (Italia) por el escultor Felipe Moratilla, monumentos que llevan cada uno en su pedestal una inscripción alusiva  a su triste suerte política: “Fusilado por patriota en 1816”, con excepción del busto de Manuel Rodríguez Torices. 

Ubicados a lo largo de ambos lados del Camellón figuran los  bustos de los siguientes mártires: 

Antonio José de Ayos, fusilado por patriota en 1816.

José María García de Toledo, Fusilado  por patriota en 1816. 

José María Portocarrero, fusilado por patriota en 1816. 

Manuel de Castillo y Rada, fusilado  por patriota en 1816. 

Martín Amador, fusilado por patriota en 1816. 

Miguel Díaz Granados, fusilado por patriota en 1816. 

Pantaleón Germán Ribón, fusilado por patriota en 1816. 

Santiago Stuart, fusilado por patriota en 1816. 

Manuel de Anguiano, fusilado por patriota   en 1816. 

Manuel Rodríguez Torices, fusilado el 5 de octubre de 1816 en Bogotá. 

Los bustos de los Mártires,  de manera inicial, tenía como destino  el recinto de la Asamblea Legislativa del Estado Soberano de Bolívar, mediante la ley 51 de 1882 del ente legislativo estatal; sin embargo, por razones que se desconocen fueron ubicados en el sitio que hoy ocupan; el Honorable Concejo municipal de 1916, determinó en uno de sus acuerdos que se denominara de esta forma, a los representantes de la dirigencia criolla quienes ofrendaron su vida  y bienes por la libertad de nuestra tierra. 

En una de las intervenciones más recientes del  Camellón, en  el  extremo próximo a la Boca del Puente (hoy Torre del Reloj) se levantaron dos columnas pulidas en granito de piedra gris, las cuales tiene las siguientes, respectivas inscripciones. 

En la columna de la derecha, observando en posición de fente hacia la Torre está la siguiente inscripción: 

Camellón de los Mártires. 

Homenaje a los Mártires de Cartagena de Indias. 

El Camellón de los Mártires fue inaugurado en 

1886 siendo presidente Rafael Núñez. 

Se le debe la propuesta a Francisco de Balmaseda y toma 

su nombre de la propuesta de honrar la memoria de

los patriotas fusilados en 1816 en lo que hoy 

es La Matuna, el 24 de febrero de 1816, 

bajo el régimen del pacificador Pablo Morillo. 

A continuación están escritos los nombres de los mártires, acorde con la referencia  expresa en líneas anteriores.

En la columna de la izquierda figura la siguiente inscripción:

Homenaje del pueblo de Cartagena a sus 

Mártires desconocidos fusilados en el año 1816 por efecto de la pacificación de 1815 en el Convento y Plaza de la Merced.

Juan Bautista Marín. 

Francisco Cesáreo. 

José Liberato Pretelt. 

Juan José de la Peña. 

Santos  Luenar. 

Domingo Pomares. 

Pedro Moreno. 

Liberato Rodríguez. 

José Manuel Calderón. 

José Vilapel. 

José Acedo. 

Benancio Álvarez. 

Pedro Martínez Orances. 

Francisco Mendoza.

Clemente Camargo. 

José María Sosa 

Tiburcio Flórez. 

Domingo Victoria. 

Pedro Antonio García. 

Eduardo Arazo.

Manuel Martínez.

Diego Ortiz.

A través de ellos le rendimos homenaje:

 -A los cuatrocientos sacrificados a orillas del mar

 en Boca Chica en Diciembre de 1815.

-A  los infelices leprosos que en número

 Considerable se hallaban en el Lazareto de

Caño de Loro y que fueron quemados vivos.

A todos ellos les debemos los cartageneros nuestra libertad.

El otro monumento levantado en memoria de la gesta libertaria  de los cartageneros es el de Noli  Me Tangere ( No Me Toques, o No Me Toquéis).

Noli Me Tangere  si bien es cierto que  se trata de una alegoría  a la libertad en nuestro medio, es  una inspiración  en  la frase de Cristo El Mesías, dicha a María  Magdalena: ¡No Me toques, que todavía no he subido al padre! Tomada del Evangelio de San Juan, capítulo 20, versículo 17, la cual sirvió de inspiración a varios pintores del siglo XVIII.

Se trata de una hermosa estatua femenina elaborada en mármol blanco, al igual que su pedestal amplio y elegante soportado en cuatro escalinatas con las mismas características, mirando hacia la Bahía de Las Ánimas.

Una hermosa corona ciñe también su cabeza mientras que un vistoso vestido cubre su cuerpo, dándole majestuosidad y vistosidad a la escultura.

Noli Me tangere, en actitud de rechazo a la opresión mantiene levantada la mano derecha, mientras que la izquierda sostiene el escudo republicano de Cartagena, es decir el escudo de la libertad, con la india rompiendo las cadenas.

La escultura está  ubicada en una posición central del Camellón y cada uno de los laterales del pedestal, recubierto también de mármol blanco  ; la parte frontal del pedestal exhibe el nombre de la estatua, mientras que a los pies de  ésta , en esta misma parte frontal, muestra grabado también el escudo colonial que el rey Felipe II le otorga al erigirla en ciudad en1554.

En calidad de  de certificación de la donación de la estatua aparece, en letras grandes esta inscripción:

A Cartagena Heroica 1811-1911.

Sus Hijas.

Finalmente,  el Camellón de los Mártires cuenta con  otras esculturas referenciadas a niños que  juegan con  seres marinos en sendas fuentes de agua, inactivas hoy; en una de estas aparece la sola figura de un niño jugando con un pez, mientras que en la otra, próxima a la Boca del Puente aparecen dos niños en juego, con lo que parece ser una ballena

  • Mincultura
  • Alcaldia
  • Gobierno
  • Bibliotecasnacional
  • Colombia Compra
  • Contraloria
  • Procuraduria
  • Mintic
  • Trasparencia Colombia
  • Presidencia
  • Suit Logo


     contactenos002

    Código Postal: 130001117 
    Telefax: (57) + 5 6649443 - 6649449
    E-mail: info@ipcc.gov.co  
    Horario de atención: Lunes a Viernes de
    8:00 a 12:00

    14:00 a 18:00
    Dirección: Getsemaní, Calle Larga N° 9A-47 


     contador002

    173239
    HoyHoy35
    AyerAyer412
    Esta semanaEsta semana35
    Este mesEste mes4909
    Todas las VisitasTodas las Visitas173239
    Arriba
    We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…